13/6/2011

Galletas de amaranto


 ''El mejor alimento de origen vegetal para consumo humano'', así de sencillo e importante resulta el amaranto.

 El amaranto (que significa ''la planta de la inmortalidad'') es una humilde hierba  oportunista, un arbusto de esos que crecen espontáneamente junto a algún cultivo. Genera una flor rojiza y puede medir de 80cm a 1,50 mts.

Pertenece a la familia botánica Amaranthaceaea y, tal vez por la fuerza de tanta confusión junto con algunas otras plantas parecidas (Ej: la quinoa) ha sido necesario crear una nueva clasificación: pseudocereal.

Tanto las semillas como las hojas del amaranto son comestibles. 

                                                                 

 No solo el alimento que representa es imponente, sino toda la historia que trae detrás, una maravilla de la naturaleza que estuvo al borde de la extinción a causa de la ignorancia humana.

 El orígen del amaranto se situa en los antiguos territorios de México y América Central.

 Existen registros históricos que relatan cómo el amaranto era consumido antes de la conquista, ya fuera como vegetal (hojas) o como grano, alcanzando la producción máxima durante los periodos mayas y aztecas.

La civilización Maya fue probablemente la primera en usar el amaranto como cosecha de alto rendimiento, mientras que la civilización Azteca en México e Inca en Perú reconocieron su importancia más adelante.

Gracias a varios códices y vestigios arqueológicos, se sabe claramente que miles de hectáreas fueron dedicadas al cultivo del amaranto y que nuestros antepasados Mexicas la llamaron ''huauhtli''.

                                                                                Banquete Azteca. Códice Florentino, Siglo XVI

Hay escrituras antiguas que indican que antes de que los españoles conquistaran México, los Aztecas producían alrededor de 20 mil toneladas del grano por año, lo cual sitúa a esta cosecha como tercera en importancia solamente después del maíz y del frijol.También lo consideraban como semilla sagrada y lo consumían antes de partir a la guerra.

Cuando Hernán Cortés invadió México en 1519 y comenzó la conquista del imperio Azteca, los conquistadores observaron que las ceremonias religiosas y rituales paganos involucraban estatuillas parcialmente hechas con semillas de amaranto (con miel de maguey y a veces con sangre de enemigos) y las interpretaron como  ritos similares a la eucaristía católica, entonces, su cultivo fue prohibido y prácticamente erradicado de la cultura azteca.


 Como parte de la estrategia para destruir la religión y los rituales paganos de los Aztecas, Cortés prohibió todo cultivo del amaranto, ordenó quemar campos y decretó que se cortaran las manos a aquellas personas a quienes se encontraban cultivando o en posesión del grano.

De la noche a la mañana, uno de los cultivos más importantes de América cayó en la oscuridad. Entre 1577 y 1890 prácticamente no se cultivó, salvo en forma clandestina. Durante ese periodo, sin embargo, el grano se introdujo en Africa y Asia, y muchas formas ornamentales en jardines de Europa.

Las pequeñas áreas de cultivo en zonas montañosas e inaccesibles de México y Sudamérica (región andina), fueron las únicas que sobrevivieron.

Después de varios siglos de olvido, el amaranto volvió a llamar la atención de expertos de agricultura y nutrición.

Porqué es un excelente alimento:

En 1975 la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, condujo un importante estudio en el cual el amaranto fue nombrado como uno entre los 36 cultivos con mayor potencial alimenticio.

En 1979 la Academia de Ciencias de los Estados Unidos y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nombró al amaranto ''uno de los cultivos con el potencial suficiente para la operación económica y alimenticia a gran escala''.

 Lo mejor del amaranto es su proteína. Se ha demostrado que la proteína del amaranto posee mejores características alimenticias que otras semillas (como trigo, cebada, arroz, soya, maíz), además, contiene todos los aminoácidos esenciales y es particularmente rica en lisina, cosa que no sucede en los demás cereales.

Posee calcio, fósforo hierro y zinc. En éstos mencionados, el amaranto  posee cantidades superiores a los cereales tradicionales.

Con respecto a las vitaminas, el amaranto contiene riboflavina, niacina, ácido ascórbico, ácido fólico, tiamina, biotina, todos los básicos para la buena aliementación.

El contenido de carbohidratos del amaranto con respecto a los cereales es de 63g/100g, lo que lo ubica entre los granos con un contenido más pequeño de azúcar.

Al igual que la quinoa, el amaranto fue seleccionado por la NASA para alimentar a los astronautas por su alto valor nutritivo, por su aprovechamiento integral, por la brevedad de su ciclo de cultivo y por su capacidad de crecer en condiciones adversas. Por todo ello, fue calificado por la NASA como cultivo CELSS (Controlled Ecological Life Support System).

El amaranto pasó a ser cultivado en los viajes espaciales desde 1985. Ese año, el amaranto germinó y floreció en el espacio durante el vuelo orbital de la nave Atlantis. El propulsor de este hecho fue el Dr. Rodolfo Neri Vela, primer astronauta mexicano.


Los granos de amaranto que venden en México, son tostados y listos para usar. Son suaves y livianos, se deshacen en la boca como un arroz inflado.

En México son muy típicos los dulces con amarantos, las tradicionales ''Alegrias'', barras de amaranto con miel de piloncillo, a veces con nueces y pasas. Estos dulces no faltan en las celebraciones, ferias de pueblos o en los mercados.

También se puede usar el amaranto para varias recetas saladas, galletas, espolvorear frutas, incluir en las barras de cereal, espolvorear panes. Poco a poco iré desarrollando más recetas y compartiendo con ustedes.

Es esta ocasión, les traigo unas ricas galletas de amaranto. No son crocantes, son suaves y ligeras, ricas y por sobre todo, un gran alimento para chicos y grandes.

Ingredientes: (para 12 galletas):
100 g de amaranto tostado
30 g de aceite vegetal
2 huevos
70 g de azúcar morena
40 ml de leche
60 g harina integral (se puede reemplazar por harina de arroz para los celíacos)
1 cdta de esencia de vainilla
amaranto para rebosar las galletas

 Preparación:
- En un procesador de alimentos o en la licuadora colocar el amaranto unos segundos para que quede como una harina.


- En un bowl, mezclar la harina de amaranto con la harina integral y  azúcar morena.
- Abrir un hueco en el centro y agregar los huevos, aceite, leche y esencia de vainilla.
- Mezclar todo muy bien hasta conseguir una masa homogénea.
- Colocar dentro de un film de cocina y hacer un cilindro, dejar reposar en el refrigerador de 20 a 30 min.
- Cortar en rebanadas la masa y rebosar en las semillas de amaranto. Darle forma con las manos.
- Colocar en bandejas aceitadas (yo uso Pam en aerosol).
- Llevar a horno 170 grados por 20 min (depende de cada horno). A la mitad del horneo, dar la vuelta las galletas, para que ambas caras tengan un tostado similar.


Si tienes Thermomix:
- Colocar en el vaso el amaranto y moler 1 min Velocidad 8
- Agregar los demás ingredientes y mezclar 20 seg Velocidad 4.
- Realizar las galletas como explico más arriba.


Fuente:

73 comentarios:

  1. Gaby!!!!! Me encantó...Qué lindas galletitas, sanas, nutritivas, originales, llamativas...Qué más se puede pedir??? Te agradezco por esta hermosa entrada llena de datos interesantes para conocer bien esta pequeña semillita...De 10 como siempre!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hay amiga, te sacaste un 100 qué digo un 10 !!!
    Excelente investigación, me gusta mucho, aprendí mucho, gracias y la recetita deliciosa, supongo que quedan como mazapanes ?? están lindas!!
    Gracias por el esfuezo .
    un besote

    ResponderEliminar
  3. ufff que delicia!! no sabes como extrano las alegrias!! me encantan y hace mas de 5 anos que no como una. Le voy a decir a mi mama u een su proximo viaje a visitarme me traiga una docena y amaranto para preparar esta delicia!! wow1

    ResponderEliminar
  4. Unas pastitas muy sabrosas se ven.
    Si me da la autorización pondré la parte histórica en mi blog de Historia y un enlace a la receta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Interesante articulo. Conocia el amaranto de oidas y ya vi que lo puedo conseguir cerca de casa..es genial. Muchas gracias por la receta y por todo el esfuerzo de ilustrarnos!. un besito

    ResponderEliminar
  6. Yo Amo el Amaranto...es mi favorito desde muy pequeña :D

    Me encantan estas galletas Gaby.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Gaby
    Que linos te han salido las galletas, y que nutritivos deben de ser...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Gaby, Que Belleza de galletas! Me encanto esta receta. Saludable y deliciosa. Yo nunca las he provado...asi que ya me plantaste las ganas :) Hermosa introduccion!

    Abrazotes desde La Isla del Pacifico,

    Aldy.

    ResponderEliminar
  9. pues me has convencido con el amaranto, debe ser buenísimo y ahora sólo me queda descubrir a qué sabe.
    me quedo por tu blog como seguidora. besos!
    www.recetasparamarcianos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. gaby: siempre me sorprendes con tus recetas nutritivas y faciles me gusta el amaranto lo como en licuados y a veces con miel de abeja como postre, pero estas galletas me gustaron :D anoto la receta y gracias tmb por la historia del amaranto saludos

    ResponderEliminar
  11. Excelente entrada Gaby! Me encanta conocer más sobre este alimento. Gracias por tu tiempo y esa rica receta. Ahora a buscar el amaranto! Besitos,

    ResponderEliminar
  12. Unas galletas de "altura". Muy original, gracias por compartir este nuevo ingrediente para mi desconocido y con esta magnífica presentación que le has hecho. Las galletas tienen una presentación 10¡ da ganas de coger una.. mejor dos¡ Un fuerte abrazo guapísima, Teresa

    ResponderEliminar
  13. Me encantó tu explicación. Nunca he tomado el amaranto, pero si lo encuentro lo haré. Gracias.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  14. Excelente introducción. Para nosotros un gran desconocido. Las galletas se ven apetitosas. UN besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  15. Gracias por la información y por la receta!!!Bss

    ResponderEliminar
  16. No lo he probado nunca, la verdad es que te han quedado estupendas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Esto no es una receta sino una lección magistral... Lo que aprendo contigo. Descuida que lo haré con la harina de arroz.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  18. Pues vaya, otra planta que no conozco y no sé si la podré conseguir aquí en Málaga. Con estas propiedades que tiene la planta, seguro que nos gusta.
    Hoy ya voy por dos blogs de centroamérica con plantas y frutas que aquí no vemos ni en pintura, jooooooo.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me encantó esta entrada, la de cosas que he aprendido...
    Y las gallets de delicia, con esas fotos mravillosas...

    ResponderEliminar
  20. ESSAS BOLACHAS FICARAM LINDAS.
    NÃO CONHECIA AMARANTO MAS AGORA FIQUEI BEM CURIOSA.
    BESOS

    ResponderEliminar
  21. Que lindas galletas.Tu cocina es un libro abierto.No conocía el amaranto y es un gran descunrimiento,cuantas propiedades tiene.Ya investigaré dónde se puede conseguir.
    Bonito post.

    Un abrazo GAby!

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado preciosas y ademas tienen que estar muy buenas.
    Aparte toda la información, que no tenia ni idea. Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Acabo de leer un libro, acerca de un chef veneciano, del siglo XVI, donde consideraban el amaranto como algo extinguido y quién lo tenía era considerado un hereje...
    Magnifica entrada como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Me gusta mucho como te han quedado, pero sobre lo que hemos aprendido con tu genial introducción. La verdad es que no he visto en mi vida esta planta que muy probablemente no exista salvaje en nuestro país, pero creo que he visto las semillas en herbolarios, miraré a ver.

    Un saludo Gaby.

    ResponderEliminar
  25. Originales, bonitas, y encima seguro que deliciosas!!!

    ResponderEliminar
  26. Tienen una pinta, nunca he probado el amaranto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Querida Gaby: Sufro leyendo estas crónicas nefastas y tétricas de la llegada de los españoles a América, qué desastre. Creo que siempre he sido muy sensible a esto, la verdad es que descubrí en mi adolescencia a Bartolomé de las Casas, cuando era prácticamente prohibido leerlo y me horroricé con lo que se preveía que pasó en realidad, fuera de esas historias que nos contaban en el colegio y en las que se mostraba a los colonizadores como héroes. Qué incultura más grande demuestra el haber prohibido cultivar el amaranto, el haber arrasado campos con un alimento, con nutrientes vitales para aquel pueblo. Diría que bueno, que ya pasó y hay que olvidarlo, pero por desgracia no pasó y en estos tiempos y en muchos frentes, siguen habiendo barbaridades de este tipo, así que sufro, ya te digo, sufro.
    Respecto a las galletas y el alimento en sí, me ha encantado conocer sus propiedades y enterarme, porque me pasaba desapercibido. Ahora quiero trabajarlo, me gustaría hacer tus galletas, aunque solo fuera como un homenaje de respeto a un pueblo y a este maravilloso alimento.
    Gracias de nuevo, porque llegar aquí es aprender siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Unas galletas deliciosas y un post super interesante, no conocía el amarato pero siempre se aprende algo nuevo, no?

    Un besito y gracias!

    ResponderEliminar
  29. Tiene una pinta estupenda, no lo conocía, ahora me tocará buscar este nuevo ingrediente y probar.
    Un besote

    ResponderEliminar
  30. Las galletas se ven sabrosas y no pude evitar la tentación... me acabo de comer dos con mi café de la mañana :)
    Esa planta se parece a una que conozco como rabo de gato

    http://www.el-bohio.com/bani/photos/bani-030.jpg

    ResponderEliminar
  31. Molto particolare il sapore di questi tuoi biscotti, brava ciao

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias por pasar a leer! un abrazo a cada uno de ustedes.

    Apicius: con todo gusto, adelante...

    PARA TODAS LAS PERSONAS DE ESPAÑA Y OTROS PAISES DE EUROPA, LES CUENTO QUE SI ENCUENTRAN EL AMARANTO, EN TIENDAS HERBOLARIAS, EL AMARANTO VIENE EN SEMILLITAS (COMO EN LA FOTO) Y SE SUELE VENDER EN PAQUETES DE 250, 500 GRAMOS.

    ResponderEliminar
  33. Que interesante conocer los beneficios de los alimentos que comemos. Gracias Gaby por ofrecernos esas ricas galletas y tan sanas. besos.

    ResponderEliminar
  34. Gaby, unas galletas fuera de serie, y el reportaje muy valioso para ilustrarnos. Gracias por la receta y la información

    Besos

    ResponderEliminar
  35. No sabes como me gusta el amaranto....lo como hace mucho pero siempre he comido el amaranto inca o kiwicha....que estuvo prohibido por el Papa....tendre que buscar el amaranto mexicano por estos lados....deliciosas galletas!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  36. Unas galletas fantasticas!Y lo que hemos aprendido sobre el amaranto,ademas de tener tantas propiedades la flor es preciosa.
    Besets.

    ResponderEliminar
  37. Hay Gabi, yo juraria que cuando estuve en México lo probe en uno de esos dulces de que hablas...pero ahora estoy intrigada con el!!!....saldre en busca de un paquete...tu post genial como siempre amiga..siempre salgo aprendida de aqui!!!
    Mil besos mi linda profesora!!!:)

    ResponderEliminar
  38. Las galletas preciosas, pero sabes que me gusta mucho más todas esas cosas que nos pones sobre las costumbres gastronómicas de sudamérica.
    Un besazo enorme.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  39. Gaby! como disfruto con este tipo de entradas en las que se aprende tantas cosas interesantes. Aunque me pase un poco como a Viena y me horrorizo de la ignorancia y cobardía humana, y lo dejo ahí porque estas cosas me calientan.

    Creo que es la primera vez que veo la planta del amaranto, es realmente bonita, pero se me hace extraño porque ni siquiera me puedo imaginar el sabor! aunque el aspecto de tus galletas sea realmente delicioso! miraré lo del herbolario :-)

    muchas gracias por el esfuerzo de traernos todo este conocimiento, un beso amiga ;-)

    ResponderEliminar
  40. Pues no recuerdo haber oído nunca sobre el amaranto, pero desde ahora estaré atenta por si lo encuentro y puede aprovechar sus estupendas propiedades...y de paso probar esas galletas tan ricas.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  41. Que ricas se ven!! Love it!!
    Sos mi idola!!! Besos.... :)
    Silvana O.

    ResponderEliminar
  42. QUE DELICIA DE RECETA...ADEMAS LA INFORMACION SOBRE EL AMARANTO MUY INTERESANTE...MUCHAS GRACIAS POR TU APORTE...TU AMIGA TITA
    http://www.creacioneseideas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  43. Gaby, desconocía las propiedades del amaranto, pero veo que es una maravilla. Así que las galletas además de buenas tienen que estar riquísimas. Cuanto he aprendido con tu entrada.

    Besos guapa,

    ResponderEliminar
  44. Esta receta es estupenda. Nosotros podemos conseguir fácilmente el Amaranto hasta en el Wal-mart de la esquina, así que mañana mismo las disfrutaremos. Saludos de Chef y ChiquiChef.

    ResponderEliminar
  45. Nos has enseñado muy bien lo que es el amaranto, sus propiedades y su historia, podía haber desaparecido totalmente a causa de la religión, esa manía de evangelizar a todos.
    Estas galletas deben estar muy buenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Gaby: cada día me sorprendes más, ni sabía nada del Amaranto, ni de su historia, ni sus propiedades, que son muchísimas... más que la soja. Eres mejor que Wikipedia, me encantan tus recetas, y más su historia.
    ¡Muchas gracias por estas aportaciones!!
    Mañana me pongo a buscar el Amaranto, que hay que cuidaese.
    Muchos besos.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  47. Que artículo tan maravilloso, desconocía totalmente este ingrediente y fíjate en lo beneficioso que es. Intentaré encontralo en mi ciudad, las galletas me parecen una receta fabulosa para conocerlo.

    Bicos

    ResponderEliminar
  48. Que buena receta Gaby se ven deliciosas, pero lo que más me ha impresionado es toda la información que haz colocado, no solo por el aporte nutricional sino por los datos tremendos que me han dejado con la boca abierta eso de cortar las manos wooo que impresión pero así es este mundo lleno de contrastes.

    ResponderEliminar
  49. Con gusto viajaría a la luna si sé que me enviarán con esta receta y una bolsa entera de amarantos...
    me encanta como juegas con los colores, fondos y presentación. Un lujo de entrada, matizada de cultura y conocimiento para todos. Gracias.

    ResponderEliminar
  50. Gaby, me encanta este post! Acabo de pedirle a Carmen (de Saborearte Entusiasma) que me diera unas recetas con amaranto. Compre una buena cantidad y no sabia que hacer con él. Esta es una muy buena receta y la llevare a cabo sin falta. Muy buena información, también. Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. buscare x los herbolarios, xq tienen una pinta....

    ResponderEliminar
  52. Hace ya un tiempo que incorporamos la quinoa y el amaranto a nuestra dieta. Es muy interesante todo lo que contaste sobre la historia de este cultivo. Lo que yo puedo agregarte que según leí, otra de las razones de la prohibición de este alimento fue porque los españoles veían que los indígenas se hacían fuertes comiendo estas semillas y a ellos no les convenía. Es por eso que para debilitarlos les prohibieron su consumo. Otra aberración más del ser humano, terrible. Por suerte se pudo rescatar y reincorporar a la dieta diaria.
    Tus galletitas, deliciosas.Las voy a probar.
    Cariños

    ResponderEliminar
  53. Una vez mas nuestra super Gaby nos corta las orejas y nos da una cátedra de historia!!, que maravilla, nos volvemos mas inteligentes y aprendemos a cocinar!!, quien puede pedir mas??? una pagina de cocina "fuera de serie" Maravillosa Gaby!!
    Besos
    Cris

    ResponderEliminar
  54. Aún quedan unas horas, pero... creo que ya pierdo la esperanza de que me vayas a hacer una versión para incluirte en el libro de recetas...

    Te extraño mucho Gaby.

    ResponderEliminar
  55. Muchas gracias a todos por pasar y sus mensajitos!!
    un beso para cada uno

    ResponderEliminar
  56. Chin! Paco!!! pensé que era hasta fin de mes!!

    ResponderEliminar
  57. Amiga : sólo para que no me extrañes estoy aquí :D
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Que bien que te han quedado, no conocía estas semillas pero si tú dices qeu son sanas y buenas, habrá que buscarlas y conocerlas mejor, las galletas tienen que estar muy ricasss.
    besoooossss guaapaaaa

    ResponderEliminar
  59. No se si encontraré por aqui semillas de amaranto, pero lo intentaré

    Gracias por la receta y pro toda la información. No sabía que esta planta tan bonita era comestible

    ResponderEliminar
  60. tienen un aspecto increible, ahora tengo que encontrar el amaranto
    Un beso

    ResponderEliminar
  61. Gaby, una entrada estupenda, no conocia estas semillas.
    Las galletas divinas, no se si por aqui existe, pero lo buscare.
    besos

    ResponderEliminar
  62. Para mi esta semilla es toda una novedad y una completa desconocida. Las galletas se ven estupendas y muy tentadoras. Veré si me puedo hacer con este nuevo ingrediente, ya me has tentado...

    Besos.

    ResponderEliminar
  63. Gaby, me pasa como a la mayoría, desconocía por completo la existencia de esas semillas, pero las galletitas te han quedado impresionantes de bonitas y seguro que también muy ricas.

    un besazo, linda

    ResponderEliminar
  64. Hola Gaby,
    deben ser muy ricas esas galletas y energéticas tambien!
    El amaranto me encanta, todavía no me queda claro si los huazontles (o huauzontles) son brotes de amaranto o de otra planta pariente del amaranto pero es claro que huazontle tiene la misma raíz de huauhtli y es un manjar al que no puedo resistir cuando los encuentro en el menu.
    Ni se diga de las "alegrías", tengo el propósito de hacerlas, conseguir amaranto en Italia ya no es un problema.
    Otro plato muy rico que se hace con este pseudocereal es el pollo con amaranto, si no lo conoces deberías probarlo.
    Un abrazo!
    Tlaz

    ResponderEliminar
  65. Flavio, así mismo, el huauzontle es de la misma familia de los Amaranthaceae.
    Voy a ver la receta que me dices, seguro está de lujo.
    besitos

    ResponderEliminar
  66. Hola Gabriela

    Es la primera vez que te visito y me he quedado entusiasmada y asombrada. Desconocía qué era el amaranto y gracias a ti ya se qué es y todas sus cualidades. Intentaré buscar en mi ciudad a ver si lo encuentro.

    La receta también es estupenda.

    Gracias por compartirlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  67. vaya!!! menudas galletas de lujo que te has marcado Gaby.......yo no conocia el Amarato, pero gracias a tus magistrales explicaciones solo tengo ganas de probarlo!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  68. no sabía que eran un super alimento. sabía que eran tan buenas como la quínoa y otro tanto, pero no a este extremo. copio la receta, querida. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  69. Gracias por la receta!!! Se ven deliciosas estas galletas!!! Saludos desde Uruguay =)

    ResponderEliminar
  70. Gracias por la receta!!! Se ven deliciosas estas galletas!!! Saludos desde Uruguay =)

    ResponderEliminar
  71. todo esto es magnific es muy jenial y singular

    ResponderEliminar
  72. es tan rico y tan saludable el amaranto y en Mexico es muy barato y como no pesa pues por medio kilo te dan una tremenda bolsa, saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tu comentario.Leo todos pero por falta de tiempo solo respondo preguntas referentes a la receta. Bienvenidos :)