26 feb. 2013

Mole de masita con carne de cerdo


  Me tardé en publicar esta vez,  ¿verdad? pues por si alguien sintió añoranzas, ahora vengo con una entrada bien larga para recuperar el tiempo perdido.

 Que placer es probar platillos regionales de México, ésta vez estuvo Zacatecas en mi mesa con este rico mole que quiero compartir con ustedes.

 Todo es gracias al libro que hace un tiempo adquirí pero no había tenido tiempo de leer ni ejecutar las recetas, esta vez me propuse y  me ha encantado: ''Los sabores de la tierra. Raíces y tradiciones de la comida zacatecana'', del profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas,  José Francisco Román Gutiérrez. El libro cuenta con las fotografías impecables de Adalberto Ríos Lanz, que de una manera magistral, nos transporta a ese bonito estado.

 Zacatecas es uno de los estados del país (31 estados y un Distrito Federal), se encuentra en la meseta central de México, entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre Occidental. Cuenta con una superficie de 75 040 km cuadrados.

 Zacatecas tiene una geografía diversa, por un lado es semidesierto, una región dura para la vida, por otro, regiones donde la naturaleza es más generosa en sus recursos y menos exigente para proporcionar el sustento diario.

 La disponibilidad de agua ha sido una de las principales dificultades, situación que generó el nomadismo para la supervivencia de los grupos mediante la cacería y la recolección, la formación de sitios permanentes en el periodo prehispánico, la construcción de aljibes, acueductos, depósitos de agua y presas durante el periodo colonial y buena parte del siglo XIX.



 Raíces prehispánicas:
 Son dos grandes influencias, por un lado la mesoamericana, con grupos indígenas sedentarios que ocuparon el oeste y sur de Zacatecas y que tenían como base la agricultura, pudieron surgir y sostenerse gracias a la producción agrícola. Cultivaban maíz, frijol, chile, calabaza, jitomate, verdolagas, quelites, hongos (también huitlacoche), nopales y tunas. También pitayas, zapotes, capulines, guamúchiles, temachaca y guajes. También practicaban la caza como actividad secundaria.

 La otra influencia proviene de los indígenas nómadas, los zacatecas y los guachichiles quienes ocuparon el centro, norte y sureste del estado. Tuvieron en la recolección y en la caza su principal fuente de sustento. Según la estación comían nopales, tunas, mezquites, magueyes, biznagas, dátiles, bellotas y piñones así como conejos, liebres, venados, jabalíes, ardillas, víboras, aves e insectos.

 La necesidad les llevó a desarrollar métodos para la conservación de los víveres en los ciclos del año en los que escaseaba esos recursos. Secar, ahumar y salar fueron las técnicas empleadas.

 A partir del año 1530, el occidente y el norte de la entonces Nueva España inciaron una profunda transformación y un intenso intercambio que marcaría la historia de los siguientes siglos.

 Por un lado, la cultura española, heredera a su vez de la romana, la árabe y la judía, con grandes conocimientos de agricultura, ganadería y amplísima tradición en la elaboración de comidas. Por otro, indígenas de las regiones mesoamericanas con sus saberes y tradiciones, utensilios y técnicas.

Estas mezclas de dos mundos, así como el clima y el suelo fueron guiando a la gastronomía de Zacatecas para convertirse en lo que es, un desfile de variados y sabrosos platillos.

También cabe destacar que la minería (de plata) fue el gran motor que impulsó el surgimiento de haciendas agrícolas y ganaderas, el establecimiento de redes de comercio a escala mundial.



Este platillo que comparto hoy, es del Semidesierto Sureste, que junto con el Noroeste  forma parte de uno de los grandes desiertos del mundo: el Chihuahuense.

 Siendo una de las antiguas zonas mineras de Zacatecas, el sureste también vivió el ritmo de las crisis y las bonanzas, de los procesos de transformación del paisaje, de creación de haciendas de beneficio de mineral, agrícolas y ganaderas, así como las primeras haciendas mezcaleras del territorio zacatecano.



Ingredientes:
1,250 kg de carne de cerdo (puede ser lomo o pierna, o combinado)
8 chiles guajillos
250 g masa para tortillas (de tortillería o preparar la Maseca)
3 dientes de ajo
1 cebolla
una pizca de comino
sal a gusto.



Preparación:
- Se parte la carne de cerdo en trozos para guisado, se cuece en una olla con agua, sal, la cebolla y los 3 dientes de ajo. (Yo lo puse a cocer en la olla exprés, 15 minutos a partir del pitido, no más, para no desbaratarla, deben quedar cocidos pero enteros)

- Se retira la carne una vez cocida, apartar. Guardar el caldo.

- Se remoja los chiles sin semilla y desvenados, en un poco del caldo. Luego se muelen en la licuadora con un poco de caldo y pizca de comino y sal.

- Se va agregarndo en la licuadora de a poco trozos de masa hasta mezclar todo muy bien.

- En una cazuela colocar un poco de aceite y freir la carne  que tenemos apartada, para dorarla nada más:



-  Añadir el mole de masita y se deja hervir a fuego bajo por 20 minutos aproximadamente, debe estar bien sazonado.

OBS:  Hay que revolver constantemente para evitar que se pegue. Ir agregando más caldo a medida que va espesando y consumiéndose, obteniendo la consistencia de un mole.

Acompañar con arroz a la mexicana, tortilla y frijoles.


 Fuente:
- Los sabores de la tierra. Raíces y tradiciones de la comida zacatecana de José Francisco Román Gutiérrez. Fotografía de Adalberto Ríos Lanz. ISBN: 978-84-9785-553-2



Quiero compartir con ustedes unas fotos de México, del Centro Histórico del Distrito Federal. 
 Algunas fotos son del Palacio de Minería, donde se está celebrando la Feria Internacional del Libro, los que viven en el Df aprovechen, es hasta el 4 de marzo.

                                                     Biblioteca del Palacio de Minería


                                             Palacio de Mineria - Feria Internacional del libro

                                                                    Palacio de Minería


                                                                  Museo Nacional de Arte

                                                La casa de los azulejos - Actual tienda Sanborns

                                                              




31 comentarios:

  1. Woooooooooooo amiga que viva Zacatecassssssss, como te comente mis padres y hermanos nacieron en zacatecas así que amooooo ese bello estado, complicado para vivir por todo lo que mencionas pero un lugar muy lindo del que siempre tendre recuerdos de mi niñez cuando visitábamos a los abuelos, este mole se ve riquísimo me encanta así con masita, que buena receta te aseguro que la voy a probar, te quierooooooo amiga linda besitos.

    ResponderEliminar
  2. Delicioso Mole, apunte la receta, toca hacerla en estos dias, saludos Gaby...

    ResponderEliminar
  3. Un espectáculo esta entrada... Se me abrió el apetito ese mole tan rico... la explicación y las fotos maravillosas-un mini paseo! cias por compartir y tu esfuerzo! un besote,

    ResponderEliminar
  4. Curiosísima la preparación, así que la salsa con masa de tortillas, delicioso!!

    ResponderEliminar
  5. Interesante información de esta hermosa ciudad! el mole nunca lo he probado y esta en lista de las cosas que quiero hacer :) asi que probare tu receta gracias amiga :)

    ResponderEliminar
  6. Seguro que el mole está delicioso. Yo encasa no puedo tomar esta cosas, mi marido no aguanta el picante nada de nada, osea 0.
    Los edificios preciosos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Gaby que hermosa entrada.. tu blog un placer.. como siempre... este no creo q pueda hacer... pero es un placer conocer y tus fotos hacen que uno sienta q casi casi puede probar bocado. . Beso grande!!

    ResponderEliminar
  8. Gaby que hermosa entrada.. tu blog un placer.. como siempre... este no creo q pueda hacer... pero es un placer conocer y tus fotos hacen que uno sienta q casi casi puede probar bocado. . Beso grande!!

    ResponderEliminar
  9. una excelente presentación, como siempre, nos dejás anonadados, un poco de cultura y sabor en tus líneas!!!, una maravilla, un arte tu cocina Gaby
    Gracias!
    Cris

    ResponderEliminar
  10. genial receta y muy buena info. hermosas las fotos, ¿qué pasó con tu logo tan-pero tan hermoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sole!!!! jaja me vas a creer que no lo puedo usar porque desde que cerró el editor de fotos que usaba, cambié a picasa, y allí no sé como incrustarlo!!° jaja ploop!!
      besos

      Eliminar
  11. Qué hermoso es mi país :D qué gusto dá venir a ver éstas entradas!!! Qué rico el mole, me gustó mucho la consistencia, debe de quedar muy rico, lo haré amiga! :D
    Tus fotos del centro histórico están muy bonitas, ganas de ir!!
    Muy bonita entrada amiga! un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que plato tan bonito y seguro tan bueno, unos colores preciosos!! La verdad es que llama y mucho la atención. Felicidades

    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Muy delicioso! ¡Tiene un aspecto fantastico, esto me lo apunto!

    ¡Soy una nueva seguidora de tu blog, me gusta mucho y es my lindo!
    si quieres te pasas por mi blog de cocina!

    ¡Hasta pronto!
    Michela

    ResponderEliminar
  14. Con lo de la masita me dejaste fuera, pero que rico tiene que estar.
    Recuerdo que en el chavo del ocho nombraban zacatecas, que ganas de conocer esos lugares.
    Abrazo grande lendaaaa!

    ResponderEliminar
  15. Que mole tan rico Gaby. Acaba de llegar mi amiga de mexico y le sorprenderé con tu receta. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué bonitas fotos u qué rico debe estar esta receta. Es un post muy instructivo, al menos para los que no conocemos el país.
    El plato donde has servido el mole es muy bonito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Gaby que impresionante entrada, tanto por la receta, como por la documentada historia y las bonitas fotografías. Veo que no puede poner la marca en sus fotografías, poner texto con picassa es fácil, pero logos no lo debe de sr, si me entero de como se puede hacer se lo comunicaré.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. El color, la pasión del texto, el detalle de la receta y el resultado final de tus fotografías tienen un resultado exquisito! Me gustaría probar tu versión, pero te soy sincero y siento que más dado nuevas ideas para aplicar en alguna receta de carne, con una base de masa condimentada. Es que amo la masa y siento que se ha de lucir de una y mil formas.
    Lindas las fotografías que nos compartes. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Que plato más exquisito, he probado el mole poblano que lleva chocolate, pero este no!!
    Adoro la comida mexicana y este me lo llevo para hacerlo!!
    Las fotos son preciosas, que edificios más hermosos!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  20. Que bonita entrada, y la receta ni se diga. ¡Que rico se ve ese mole de masita con carne! No lo conocía. Verdaderamente es un plato que quiero probar. Gracias por siempre compartir estas exquisiteces de México.
    Saludo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Gaby nos cruzamos!! Que bueno que has vuelto a este formato, porque siempre me perdía en el otro :(
    Tomo nota de este molito que se ve delicioso!!! Se me antoja mucho para unas calabacias también.

    Un beso, ya echaba de menos comentarte!

    ResponderEliminar
  22. Muy curiosa la preparación y delicioso. Me quedo por tu cocina. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  23. El plato es super delicioso...me malcrias guapa.Besotes cielo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Gabriela!Que bonita entrada,desde luego el plato lo vale, ademas de rico esta lleno de historia.
    Besets.

    ResponderEliminar
  25. Hola Gaby, tu plato se ve absolutamente delicioso! Y esa vajilla esta preciosa, de donde es? Besos.

    ResponderEliminar
  26. HOla Prieta!! que gusto verte por aquí.Esta vajilla la compré de Cholula en un mercadito, es pintada a mano..está vistsa verdad? jeje
    besos

    ResponderEliminar
  27. Wowwwwwwwwwwwwww, se ve buenisimo!!!!!!!!!!!!!! Que guapisima!!
    Besotes!!
    Silvana..

    ResponderEliminar
  28. Hola Gaby, me has robado algunas lagrimas al recordar mi hogar. A mi abuelito le gustaba mucho este guiso y hoy k me encuentro lejos de casa quise prepararlo para recordar mi ninhez al ver a mi abuelito disfrutando bien enchilado de este platillo. Aunque si la memoria no me falla, el preferia una version verde/clara de este guiso. Imagino que podria llevar algunos tomatillos de hoja y chile serrano. Casi casi puedo ver a mi abuelo comiendolo y a la vez picandole mas chile serrano mientras decia a mi mama o tia fela que casi no picaba. Gracias por hacerme vivir un poco a travez de esta receta tan bien documentada, tus fotos y el fondo historico de mi estado. Bendiciones desde El Paso, TX, USA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! muchas gracias por escribir, y son comentarios como el tuyo lo que hace que yo siga adelante con este hobby, llegar a sus corazones.
      Imagino que hay varias versiones de este plato, ya que la comida mexicana es muy variada y a casi siempre la misma receta varía de acuerdo al gusto de cada familia...
      Un abrazo
      Gaby

      Eliminar
  29. Mi abuela hacia este mole, no habia licuadoras asi que era con metate y molcagete, me trajo muy buenos recuerdos y voy a hacer la receta (no aprendí a hacer este guiso). Gracias

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.